El otoño, a tus pies

Moda Mujer

Con las botas como protagonistas indiscutidas, la temporada se renueva con textiles salvajes, tacos más bajos y una paleta de colores terrenales. Las pasarelas, las calles y las redes sociales reflejan lo último en tendencias.

Aunque el verano sigue dando sus coletazos, los días frescos de otoño comienzan a instalarse en este lado del planeta y una vez más, es momento de renovar el guardarropas y “archivar” el calzado de verano. Las sandalias, ojotas, mules y los zuecos van dejando lugar a las botas, los borcegos y las zapatillas urbanas, mientras los mocasines y las chatitas se convierten en los comodines de la media estación.

Botas, las estrellas de la temporada
La nueva temporada trae el regreso de algunos modelos clásicos de los ‘70 y ‘80, aunque también se mantienen vigentes los destacados del invierno pasado, mientras que otros diseños pisan por primera vez las vidrieras. Lo cierto es que las botas son, sin lugar a dudas, las favoritas del otoño/invierno.

Las pasarelas internacionales adelantaron el regreso de las botas drapeadas.

Las texanas o “cowboy”, esas que Madonna inmortalizó a principios de 2000 en un videoclip inspirado en el Lejano Oeste, vuelven a ser tendencia. Las influencers de moda ya las incorporaron a su vestuario y sus publicaciones en redes sociales, por lo que es cuestión de tiempo para que hagan su desembarco en las calles porteñas.
La versión 2019 se lleva con calza ciclista y maxi blazer, o con vestido largo y campera de cuero.

Las de caña baja estilo calcetín también prometen arrasar. Especialmente en tonos lisos como el rojo, negro, verde y violeta. Pero siempre con taco chupete, también llamado “kitten heel”, con menos de 5 cm.

La bota calcetín con taco chupete.

A pesar de que las bucaneras ya ocuparon un lugar importante en la última temporada invernal, este año retornan para imponerse como nuevo clásico. Las botas de caña alta, aquellas que brillaron en los setenta y los ochenta, se llevan drapeadas y en tonos marrones o tierra para combinar con pantalones y jeans ajustados, con faldas midi o vestidos de todos los largos. ¿El detalle? Elegí las que tengan taco cuadrado de madera.

Sofía “Jujuy” Jimenez se sumó a la tendencia de las botas retro.

Siguen vigentes

Continúa el fenómeno local e internacional de las zapatillas “ugly”. Desde hace unos años el estilo deportivo viene siendo tendencia en la moda. Las “ugly sneakers” (zapatillas feas) son el máximo exponente de un cambio estético.


Por otro lado, las deportivas blancas que tanto se vieron el año pasado continúan siendo uno de los productos que más repiten las marcas y diseñadores locales, y ya se convirtieron en un básico imbatible y accesible para el look de las argentinas.

Los mocasines clásicos y de colores llamativos también forman parte de la oferta otoñal. Este ítem del guardarropa masculino supo ganarse un lugar en el femenino gracias a su comodidad y versatilidad. Este año se llevan con hebillas doradas y en todos los colores, especialmente el naranja y el rosa.

Colores, textiles y tacos

El animal print, el snake y cebra son los estampados estrella del año. La tendencia es furor no sólo en calzados, sino también en accesorios y prendas. El destacado de la temporada son las botinetas de piel sintética de serpiente.

Zaira Nara con botinetas animal print, uno de los estampados de la temporada.

En la paleta de colores invernales sobresalen el rojo, el bordó, los tonos marrones y tierras, los violetas, lilas, verdes, mostaza y blanco. El negro, como siempre, es el comodín irremplazable. En tanto el charol, los cueros sintéticos y la pana lideran el ránking de textiles más utilizados. Para alegría de las defensoras del taco bajo (y enemigas de las plataformas) la nueva temporada impone tacos cortos, anchos y cuadrados. Con algún detalle que contraste con el resto del calzado, sea otro color, estampado o material. Adiós a la era de los zapatos incómodos, los tacos aguja y las plataformas de madera.

El blanco es el nuevo negro

La novedad de la temporada son las botas blancas de cuero, en todos los largos, pero preferentemente al tobillo. El retro look de los ‘80 es una apuesta que surgió primero en las pasarelas internacionales, luego se reflejó en las influencers del universo de la moda para, por último, conquistar a las famosas del ámbito local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *